Cocreación para la creación de comunidad de marca.

Cocreación

La cocreación es un término amplio con un sinfín de aplicaciones. Se puede definir como un acto de creatividad colectiva que experimentan dos o más personas. Esta nueva forma de desarrollar productos y servicios demanda la apertura a nuevas ideas, nuevas normas, adoptar una nueva y diferente visión del mundo, para la mayoría de las veces explorar los caminos menos transitados.

Tipos de cocreación donde las empresas utilizan metodologías cocreativas para generar innovación:

  • Cocreación con comunidades: Las empresas utilizan la cocreación para conocer de manera empática a las comunidades de clientes potenciales.
  • Cocreación interna, en compañías y organizaciones: Para innovar dentro del entorno laboral, así como para generar una cultura de apertura a las nuevas ideas y al talento, las empresas cocrean con sus empleados creando espacios de comunicación y creatividad.
  • Cocreación entre compañías y usuarios: Las empresas hacen partícipe activamente, a sus propios consumidores en la creación sus productos.

 

Las actividades de cocreación pueden influir en diferentes partes del proceso de negocio dependiendo del objetivo: pueden ayudar a resolver problemas, asimilar conocimientos, producción de nuevas ideas, etc.

Las empresas cada vez más utilizan estas técnicas ya sea para el desarrollo de cocreación interna o entre sus propios consumidores. Esta es una alternativa ideal para abrir un espacio donde las personas compartan ideas, construyan a partir del trabajo de otros, opinen y se involucren; haciendo como resultado una marca más fuerte, con la capacidad de crear una experiencia de comunidad dentro y fuera de la empresa.

6 Pre-requisitos para la práctica de la cocreación.

1 Creer que todas las personas participarán en el proceso creativo. Si se sienten motivadas y se les brinda las herramientas para hacerlo.

2 La diversidad es un arma fundamental. Si todos los participantes tienen el mismo perfil, perspectiva y opinión, el resultado puede ser limitado o predecible.

3 Enfocarse en la experiencia, no solo en productos y servicios.

4 Al enfocarnos en la experiencia, pensemos en todo el panorama, no solo un episodio y un solo punto de acercamiento.

5 Conocer al consumidor. El consumidor es el activo más valioso de la empresa. Es importante conocerlo a profundidad, para poder detectar sus necesidades, deseos, problemas; que se convierten en una ventana para acercarnos y colaborar con él en la solución. Hoy en día por medio de las redes sociales, es posible que él mismo comparta sus inquietudes.

6 Deshacerse de los silos. Los silos en empresas u organizaciones se entienden como la incapacidad para trabajar eficientemente entre las diferentes áreas de negocios. Si tu departamento de marketing trabaja solo, tu departamento de comunicación también, y así sucesivamente, es momento de empoderar a la colaboración entre áreas. La meta en la cocreación es la implicación de todos (desarrollo, ventas, marketing, producción y consumidores) para trabajar juntos hacia un objetivo común.

La cocreación pone las herramientas para de comunicación y creatividad, en manos de las personas que crean o que se benefician de los resultados. Es una alternativa ideal para crear productos de valor empáticos basados en las personas. Cada actividad de cocreación, lleva en sí el valor de la creación de un espacio de participación, donde la voz y las ideas son tomadas en cuenta y se convierten en motor de una innovación conjunta.