Tus empleados, los mejores Embajadores de Marca.

 

Los consumidores reciben constantemente información de las marcas por medio de sus contenidos de marketing. Sin embargo, de acuerdo al Edelman Trust Barometer, solo 55% de los consumidores considera que los materiales de marketing de las empresas son una fuente fiable de información a la hora de tomar una decisión de compra.

Afortunadamente, dentro de cada empresa se encuentra el poder de transmitir un verdadero mensaje positivo de la compañía, en el momento adecuado y de la manera correcta: por medio de sus empleados.

Los empleados y colaboradores son los mejores Embajadores de Marca de la empresa. Estos están en una posición privilegiada para actuar como puente entre la empresa y los clientes potenciales.

Cuando una empresa tiene empleados apasionados que aman a la marca para la que trabajan, esto se nota. Si los empleados son fans de la empresa, son la mejor herramienta de marketing y comunicación.

El consumidor escucha más a las personas que a las marcas. Cuando los empleados de una marca hablan de ella, presentan la parte humana de la empresa, su esencia, y eso, genera empatía.

Las personas, y no las marcas, son el canal de comunicación.

La creación de empleados como Embajadores de la Marca es más que ofrecer incentivos. Se comienza por la cultura organizacional. Consiste en evaluar los valores fundamentales de la empresa y cultivar una fuerza basada en esos valores dentro de un entorno donde los empleados disfrutan y sienten que sus esfuerzos son reconocidos y recompensados.

3 recomendaciones para empezar a cultivar Embajadores de Marca:

  • Fomentar la participación de tus empleados en medios sociales.

Alentar y confiar en los empleados para usar las redes sociales para el bien de la empresa. No restringir el uso de los medios de comunicación social. Si sus empleados están en línea hablando de lo mucho que disfrutan de su trabajo, esto es algo bueno.

  • Crear canales de comunicación online y offline.

Cuando se crea un sentido de propiedad compartida con los objetivos y visión de la empresa, las personas que trabajan en la compañía participan en la mejora continua de esta. La comunicación con cada empleado no solo es vital, sino también rentable. Las personas quieren ser escuchadas y buscan estrechar una relación con la empresa que trabajan.

  • Desarrollar un entorno de trabajo positivo.

Una buena marca, entiende la utilidad de un programa de reconocimiento para sus empleados. Pero no solo se trata de recompensas monetarias o en especie. Se necesita crear un ambiente en el cual los trabajadores se sientan enriquecidos y positivos. Las plataformas internas de comunicación como los intranets permiten a los empleados conectarse entre sí, compartir sus historias, celebrar éxitos y sentirse parte de una comunidad. Cuanto más se percibe que los empleados son parte de algo y no sólo trabajan para alguien, más probable es que abracen los valores de la empresa y la visión.

 

Una marca fuerte requiere del compromiso de sus empleados, el cual es impulsado por la integración de las marcas personales de su gente. Estas son el mayor recurso existente dentro de cualquier organización.