La Navidad y las marcas: ocupando un lugar en la tradición

Desde 1977, un cava, sus burbujas doradas y famosos de prestigio, señalan la Navidad en el calendario televisivo y comercial de todo un pais, como “el calvo de la Lotería” reclama la atención para el gran sorteo navideño del día 22 de Diciembre, mientras unos turrones anuncian, también desde la década de los 70 –como el cava-, la “vuelta a casa por Navidad”.

Freixenet, la Lotería Nacional o los turrones El Almendro, son tres marcas que apostaron por situar en la Navidad un impacto de marca que hoy ya forma parte de las expectativas de los consumidores.

Tanto es así que, año tras año, siempre es notícia qué “famosos” se unirán a las burbujas del cava, a los calvos del mundo real, tarde o temprano, alguien les pregunta si llevan lotería, y el “vuelve a casa por Navidad”, en cualquier conversación corriente, puede dar pie a que haya quien añada “como el turrón”.

Son anuncios que, instalados en la memoria de varias generaciones –y, en alguna, desde la niñez-, han logrado construir un perfil de marca inevitablemente “navideño”, integrándose en la cultura popular.

LA FIBRA SENSIBLE Y SENTIMENTAL DE UNA ÉPOCA DEL AÑO: LOS TÓPICOS INEVITABLES COMO OPORTUNIDAD PARA LAS MARCAS

La tradición de la Navidad, con tantos entusiastas como detractores, marca un momento en el año especialmente remarcable en el que da la impresión de que el mundo se detiene alrededor de una mesa familiar. No es una realidad única, pero la imagen ha causado un hondo impacto en toda una sociedad que, con el despertar del consumo, abonó el terreno para que las marcas buscasen participar de una fecha tan señalada como ineludible.

En anteriores post hemos hablado de los vínculos que cualquier marca busca establecer con sus consumidores con tal de vincularse a ellos, creando entre ambos, marca y consumidor, un compromiso de lealtad y confianza.

Recordemos este post relacionado con la experiencia del consumidor, http://www.columnacolors.com/es/la-experiencia-del-consumidor/, o este otro, http://www.columnacolors.com/es/branding-sensorial/ , a propósito de la relación que, a través de los sentidos y las sensaciones, crean las marcas con sus consumidores.

Pues bien, probablemente en el año no hay otro momento en el que mejor se exprese la necesidad de las marcas para construir esa relación de compromiso con sus clientes, como cuando se permite a Papá Noel desembarcar en los anuncios de una bebida refrescante, convirtiendo a esa marca en la marca de la bebida con “el sabor de la Navidad”…

Así, los comercios y las pantallas de los televisores se llenan de color, luces y promociones, todo con tal de que el consumidor pueda tener a su alcance cuanto precisa para recrear, en su casa, la perfecta mesa navideña… Y cada marca busca su lugar en esa mesa.