La simplicidad en las marcas: una garantía de éxito.

“Menos es más” afirmó el arquitecto Ludwig Mies van der Rohe (1886-1969), y la máxima ha hecho fortuna en el mundo de la arquitectura primero y excediendo, con mucho, este escenario. Una cuestión de simplicidad.

El minimalismo –con sus detractores, como el también arquitecto Robert Venturi y su “Less is a bore!” (“¡menos es un aburrimiento!”)-, planea sobre la pintura, la escultura, por supuesto, la arquitectura, la música, la literatura, es una corriente de pensamiento, y ha alcanzado, también, al universo del diseño, penetrando, intensamente, en una manera de concebir el branding.

PREMIANDO LA SIMPLICIDAD

Cada año, desde 1954, se celebra en Francia el “Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions”, dedicado a la creatividad y a las industrias asociadas a ella -también la industria del branding-.

https://www.canneslions.com/the-festival

En el año 2016, el festival prestó especial atención –y premió- la línea minimalista de los diseños que la agencia TBWA creó para el rebranding de la cadena de restaurantes McDonalds en aquel pais: líneas sencillas con un carácter prácticamente pictográfico, sirvieron para ese ejercicio, siempre un tanto arriesgado, de renovar la imagen de una marca.

https://www.tbwa-paris.com/en/work/client/mcdonalds

No se trata de un caso aislado. Lo simple se ha impuesto en el diseño de marca y es una tendencia que se anuncia muy potente para el año 2018…

http://www.creativebloq.com/features/graphic-design-trends-for-2018

¿Por qué?.

PORQUE LA SIMPLICIDAD FUNCIONA

Russ Meyer, el Director de Estrategia e Información de la agencia Siegel+Gale, propone que las marcas traten de simplificar la experiencia de su usuario “para lograr más satisfacción, compromiso y conexión” entre una y otro. La propia agencia defiende, como eslogan, la idea de que “lo simple es inteligente”.

http://www.siegelgale.com/

Pero, ¿cómo conseguirlo?.

LA EXPRESIÓN DE LO SIMPLE

Siempre en el marco de una estrategia global bien calculada y sin perder de vista la coherencia esencial entre firma, producto y marca, la simplicidad sugerida se practica, desde el Branding, con el uso de un lenguaje verbal y gráfico sencillo, preciso, apelando a la intuición del usuario que lo percibe como cercano. De este modo, la interacción entre marca y consumidor se hace profunda, básica, elemental y complementaria: la marca es clara en su propuesta y el consumidor entiende, perfectamente, para qué le sirve y cómo usarla.

Apple o Google, dos de las marcas más potentes y poderosas del mundo, han elegido esta línea minimalista en su definición: su branding es claro, sin complicaciones ni interferencias –Google, por ejemplo, no ha admitido que su pantalla de inicio como motor de búsqueda incluya la presencia de ningún logo que represente a otras marcas, reafirmándose a ojos de sus usuarios, exactamente, como un motor de búsqueda-.

También nosotros hemos propuesto a nuestros clientes estrategias de branding y rebranding en esta línea de simplicidad –como a Dodot, para quien hemos llevado a cabo una redefinición estratégica de imagen en favor de una comprensión didáctica de la compra y el uso del producto: http://www.columnacolors.com/es/proyectos/dodot-aun-mas-lider-the-power-of-one/-.

Porque, en efecto, “menos es más”.