Marcas empáticas, la oportunidad de aportar valor

Branding es el arte de construir una marca. Las palabras “real” y “auténtico” son las estrellas lingüísticas tanto en esta actividad como en todo lo relacionado con Marketing.

Pero la empatía no es algo que, como marca , puedes esperar ser o poseer. La empatía son acciones que con el tiempo conectan y se alojan en los corazones y la mente de sus seguidores.

La empatía hoy está en boca de todas las  empresas y marcas. Se considera una oportunidad de oro para ofrecer más valor a las personas y lograr una conexión emocional.

Aquí algunas recomendaciones para, como marca , poder abordarla creando acciones que aporten un valor real y mejoren la vida del consumidor:

Las marcas no son empáticas, las personas sí.

Si estás defendiendo el hecho de que tu marca es empática es una buena señal de que no lo es. Como la generosidad o el cuidado, la empatía nunca debe de tratarse de uno mismo. No puedes poseerla, solo puedes proporcionarla. Así es de generosa, déjala ir. Haz que todo sea acerca de las personas y actúa sin esperar nada a cambio.

La empatía no son sentimientos, son acciones.

Estás de compras y observas que alguien está siendo agredido. Te sientes muy mal, mientras sales  por la puerta para visitar otra tienda. Esto se podría decir que es empatía. Pero también una oportunidad perdida de tomar medidas poderosas y significativas. Tanto en las personas como las marcas , no hay que perder esta oportunidad. Utiliza la empatía para impulsar a la acción, para actuar. Acciones que sirven a las necesidades de las personas. Acciones que les alegren sus días, momentos que aporten valor. Iniciativas que hacen que la gente ame a la marca, porque la marca está pensando en ellos.

Piensa como persona, no como marca.

Cuando tienes una idea acerca de una acción de Branding brillante, es necesario ponerse en los zapatos del consumidor. Preguntarse: ¿Por qué a alguien le interesaría esto? ¿Cómo esto aporta valor real a su experiencia? ¿Creerías algo de esto? Te sorprenderás cuantas veces la respuesta es “No”. Y eso está bien. De hecho es algo bueno.  Cada vez que escuches esta respuesta, es momento para cuestionar, investigar, acercarse aún más al consumidor y seguir creando. Siempre hay una oportunidad para hacerlo mejor.

“Marcas empáticas” suena serio, pero también debería sonar divertido.

La empatía es una palabra bastante seria, pero pensemos en ella como algo que el mundo necesita más. Es una realidad que también necesitamos: más diversión, más risas. Más recordatorios de lo increíble que puede ser la vida. Esto también demuestra empatía. No olvidemos como marcas entretener y vivir un poco.

Todas las marcas quieren ser queridas, pero es importante mantenerse fiel a los valores y lineamientos de esta. Elije acciones empáticas correctas, hay muchas maneras de mostrarla. Todo comienza por conocer a tu público y conocerte  a ti mismo.